sábado, 28 de febrero de 2009

NOTICIAS DE SUCESOS (BARINAS)

SECUESTRAN A HIJA DE DUEÑO DE MAQUINARIAS “EL LLANERITO”

(César Villamizar Trejo).-
Cuando varios miembros de la familia Andrade se disponían a cerrar la Maquinarias "El Llanerito" a las seis de la tarde del pasado jueves, dos sujetos se apresuraron para someter, con sendas pistolas, a María del Valle Andrade, de 32 años de edad, a quien la cargaron a la fuerza a bordo de un vehículo que luego sería localizado en la parte baja de la ciudad.
aquella familia trabajadora y a escasos clientes que a esa hora se encontraban en el interior del conocido y concurrido negocio, ubicado en la avenida Agustín Codazzi, cruce con la calle Olímpica de esta ciudad, no les costó mucho comprender que se trataba de un nuevo rapto, que luego se convertiría en uno de los tantos secuestros que se vienen perpetrando en la región.

Aunque de manera oficial no ha habido un pronunciamiento acerca de este suceso, fuentes no autorizadas aseguraron a La Prensa que ya los secuestradores aparentemente hicieron contacto con los familiares de la víctima, con lo cual se comprueba que se trata de un secuestro.

Incluso, la fuente extra oficial reveló que los parientes de la joven María del Valle Andrade, al parecer, están negociando su pronta liberación con los plagiarios.

La víctima es hija del señor Antonio Andrade, conocido como "el catire Andrade", propietario de la referido negocio.

HERMETISMO

En los predios de la Policía Científica, sus voceros autorizados no suministraron información alguna con respecto a este nuevo secuestro a pesar de que los reporteros policiales tenían información concreta en torno a este hecho.

De manera no oficial se pudo conocer que comisiones de diferentes organismos están tras los pasos de la joven dama y de sus captores.

El jefe del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y criminalísticas, región Barinas, comisario jefe Luis Roberto Karabín, no quiso soltar prenda sobre este nuevo hecho y no negó ni afirmó si en realidad el mismo se llevó a cabo.

Lo que sí es una verdad innegable es que las bandas dedicadas a este cobarde y vil delito aparentemente han entrado nuevamente en acción.
la gráfica, Dos sujetos armados perpetraron el rapto dentro de este negocio ante la nula vigilancia policial